¡Perros del Ejército: Héroes de cuatro patas!

Los perros de la compañía canófila del Ejército Mexicano han sido reconocidos por su destacada labor en diferentes ocasiones, incluso por el Presidente del país cuando han brindado ayuda en desastres naturales o catástrofes.

“Los perros de búsqueda y rescate han recibido reconocimientos por parte del presidente por la ayuda humanitaria que han prestado, los perros de la compañía canófila del Ejército han sido los que han encontrado a las víctimas. Además, la Asociación Canófila Mexicana continuamente nos invita a las exposiciones canófilas y los perros se han ganado los primeros lugares en obediencia básica y obediencia avanzada, con cadena y sin cadena, respectivamente”, señaló el capitán primero de infantería, Antonio Martínez Martínez, comandante de la compañía canófila.

Letra Roja tuvo la oportunidad de observar una demostración del trabajo que realizan los caninos en las diferentes especialidades, pero primero se nos informó sobre todo el material que se utiliza en los adiestramientos.

“Todo este material es con el que cuenta la compañía canófila: pelota, kong o cualquier artículo que le guste al perro, tenemos explosivos reales pero el perro nunca tiene contacto con el material, seudoaromas para los enervantes, casco de protección, arnés, aditamentos para búsqueda y rescate.

“En guardia y protección se utiliza una vara para hacer ruido (nunca se golpea al perro). El fuerte se utiliza para simular los ruidos de disparo, bozal (los perros jamás agreden pero se utiliza por precaución), además puede ser utilizado para que el perro golpee a un agresor; mangas blandas y duras para morder, cuando el perro ya aprendió a morder partes blandas se cambia a la manga dura.

Después se pasa a un traje completo para el agitador que ayudará al manejador a hacer el ejercicio de protección; jaula para el traslado de los perros; y charolas de acero inoxidable para su alimentación”, dijo.

La primera demostración que observamos es la de obediencia básica y avanzada. Con ejercicios sencillos observamos la obediencia de los perros a las órdenes de sus manejadores con cadena y sin ella.

Los canes hacen ejercicios de demostración y espectáculo, donde se divierten sin poner en peligro su vida ni la de los elementos del ejército. Desde hacerse el muertito hasta realizar un rally completo.

Demostración de explosivos

La demostración sobre explosivos consiste en la revisión aleatoria de sospechosos que podrían cargar explosivos. El can es capaz de detectar el aroma y detectar a la persona que lo porta, cuando detecta el aroma del explosivo da la señal (se sienta frente al individuo). Los perros son capaces de detectar el explosivo en un auto, aunque esté escondido lo más posible y en cualquier espacio.

Regularmente estas revisiones son realizadas para prevención de cualquier acto en que acuda el presidente nacional o algún secretario, previo al evento se mandan a los perros a buscar en todo el recinto donde estará el presidente o el secretario.

Búsqueda de enervantes

Al igual que los perros de explosivos los de enervantes son capaces de olfatear diferentes tipos de drogas para localizarlos en cualquier lugar. Las drogas que constantemente se buscan son la mariguana y cocaína porque son las sustancias que más se trafican en el país.

Son utilizados en puestos de control militar, en las prisiones militares y prisiones civiles, en aeropuertos.

Guardia y protección

Los perros que realizan guardia y protección son utilizados con la intención de no privar los derechos individuales de las personas. Un perro de esta especialidad está adiestrado para proteger o vigilar a una persona o cualquier objeto que se le ordene.

En las demostraciones que Letra Roja tuvo oportunidad de observar el can fue ordenado para vigilar una mochila, a la cual ninguna otra persona tuvo acceso más que el manejador. En otro ejemplo, en un asalto simulado el perro siguió al asaltante hasta alcanzarlo, lo rodeó y no le permitió escapar.

Búsqueda y rescate

Finalmente, los perros de búsqueda y rescate, que han ganado reconocimientos a nivel nacional e internacional, son adiestrados para localizar a personas en cualquier catástrofe o desastre natural.

Siempre que un perro localiza a una persona se manda a otro can para confirmar la presencia de ella. El perro obtiene su premio mientras salva una vida.

Los perros realizan actividades de alto riesgo mientras ‘piensan’ que están jugando, por ello, el adiestramiento diario es muy importante para los elementos del ejército porque está en riesgo siempre la vida de personas.

“No hay perro malo, si lo hay, es culpa del manejador”.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*